Ringo Stax

AMANECE Y AÚN HABRÁ DE REGRESAR LA NOCHE

Amanece, y el cielo apenas intimida

renacido del bautismo de las aguas.

En abnegada ceremonia,

dejada atrás su púrpura nimbada,

se desnuda de las pieles de la noche

siguiendo una liturgia de manidos ademanes,

volviéndose remanso en el río de los sueños,

donde la vida aquieta en su premura

e ignora la geografía de su desorden.

Una tímida luz, que ya te asciende,

se inclina sobre ti

adentrando en tus ojos la mirada,

fecunda como aliento de lluvias recientes,

queriendo anudarse como un verso a tu garganta.

Y tú, aún sigues ausente,

absorta y sometida a la liviandad de otras gravedades.

En ese recreo de la luz,

solo tus hombros desnudos tiemblan

perdido el descuidado tacto de la sábana.

Entonces, un suspiro se escapa de tus labios

anunciando lo dulce que ha sido la derrota,

sumida toda tú entera en su resaca.

Mas siempre habrá de regresar la noche

que por victorias cuenta sus batallas.

 

 

http://www.islaserrantes.blogspot.es 

Comentarios3

  • Beatriz Blanca

    Abres tus sentimientos con apasionado magnetismo, me agrada leer lo que escribes pues me siento atrapada.
    Un abrazo.

    • Ringo Stax

      Muchas gracias, amiga Beatriz, eres muy generosa.

      Abrazos.

    • María Isiszkt

      Me gusta ver que te animas y nos dejas tu arte versado
      Un abrazo querido Ringo-Dingo.

      • Ringo Stax

        Bueno, amiga Isiszkt, uno a veces está y otras no está. Es como eso de que en algunas ocasiones tu te comes al oso y otras es el oso el que te come a ti. Jejeje.

        Muchas gracias por tu paso y tu aprecio, que es recíproco.

        Petonets.
        Ta llueu

      • David Arthur

        ....En abnegada ceremonia,

        dejada atrás su púrpura nimbada,

        se desnuda de las pieles de la noche... bellas imángenes en todo tu poema Ringo. Un placer a leerte amigo.

        Un abrazo,
        David

        • Ringo Stax

          Muchas gracias, amigo David.

          Un abrazo.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.