Richard123

Un negro escollo

Tenue plagias voraz solemnidad,

destructiva inquietante del placer

deshonraste mi amor de eternidad.

Ofuscada borrasca en entrever,

tus manos en entrañas, vanidad

por tu mente lectora, por perder

los asombros vislumbro soto sueño

y fenestrado llora pobre dueño.


Usurpas violación de mi condena
donde el árbol plantado penitencia;
aura austera que nieve paga pena
sangra crucificada en mi sentencia;
saliva lava en trajinada cena,
últimas horas clama por clemencia,
y camina entre nada que vivió
humo de vela extinto que murió.


Las penas duran más que tu embestida,

¡enraizadas sí! de tu fruta aciaga;

una sombra su rama busca erguida

la sangre en la corteza y una llaga,

entre despecho y llanto adolorida

el estruendo del patio se la traga.
¡No digas vituperios negro escollo,

paz guardo sin aliento en el meollo!

Comentarios1

  • Monserratt Casteleiro/Akacia

    aplausos!!! verdaderamente logrado este poema con octava real ...mi enhorabuena poeta...un saludito

    • Richard123

      Gracias Monse, efectivamente octavas reales. Por eso mi autor favorito es Luis de Góngora en la Fábula de Polifemo y Galatea. Un abrazo



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.