Raul Gonzaga

Un duro y cruel destino

 

A veces, al estar entre este silencio
Me hundo en ese recuerdo del ayer
Cuando yo disfrutaba aquel placer
Del calor de tu cuerpo y de tus besos;

Será que aquel amor aún sigue preso
Que jamás de mi lado algo se fue,
Que contigo por siempre me quedé
Del calor de tu piel tan obseso;

Sin embargo tu esencia la perdí,
Me quedé con la sed de lo vivido
Fue culpable el anhelo que sentí,

Fue culpable ese cruel y duro sino:
Mal verdugo el destino que viví:
Entregarme un Edén que ya he perdido…

Comentarios2

  • Raul Gonzaga

    Tú siempre estarás a mi lado, dentro de mi corazón; sin ti nada importa, aceptaré lo que venga, porque tú y sólo tú eras todo para mí...

  • Hugo Emilio Ocanto

    Tristes, y a la vez bellas letras has plasmado, poeta.
    Mi felicitación, amigo.
    Fraterno abrazo.
    Hugo Emilio.

    • Raul Gonzaga

      Hugo Emilio Ocanto, gracias querido amigo, dentro de poco te enviaré otras sugerencias, esperando que sean de tu agrado; saludos y un fuerte abrazo fraternal...

      • Hugo Emilio Ocanto

        Las espero.
        Un abrazo.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.