Ringo Stax

TRÍPTICO

Abre el corazón su sepulcro,

atávico refugio de sumarios duelos,

y en su luto no hay devoción

siendo reo de muchas cadenas,

luminosas heridas lo drenan

aventando el dolor que deja la ausencia.

 

 

Donde la tierra parece varada

siempre bajo el mismo cielo,

donde las horas abonan el diezmo

en minutos de arena,

donde el viento se vuelve solemne silencio,

donde el aura de la noche se eleva,

nómadas somos del tiempo

y, entregados a su vagar, prisioneros.

 

 

Cuando tus ojos me encontraron,

se abrieron los míos,

y sentí que el corazón,

como pájaro herido en vuelo ciego,

se me rompía en las costuras,

y busqué, entonces, en mi recién

amanecido pecho el pulso

que a mis venas se negaba,

hallando en él ese redoble

que se me hizo tu latido.

Quizá la felicidad nunca tuvo

más nombre que apellido.

 

 

http://www.islaserrantes.blogspot.es

Comentarios5

  • María Isis

    Que bárbaro Ringo vaya poema más profundo
    Un abrazo

    • Ringo Stax

      Muchas gracias, amiga Isiszkt.

      Besos.

    • Alexandra L.

      Es profunda, intensa, definitivamente preciosa tu poesia amigo. Es un verdadero placer leerte.

      Un abrazo, feliz dia, Alex.

      • Ringo Stax

        Muchas gracias, amiga Alex.

        Abrazos.

      • Beatriz Blanca

        Bello y profundo es este poema.
        ¡Vaya que eres un gran poeta, José Ramón!
        Un cálido abrazo.

        • Ringo Stax

          Muchas gracias, amiga Beatriz.

          Abrazos.

        • El Hombre de la Rosa

          Una generosa y bella muestra de tu genial creación poética estimado Ringo
          Un placer leer tus bellas letras...
          Un abrazo de sincera amistad...
          El Hombre de la Rosa

          • Ringo Stax

            Muchas gracias, amigo Críspulo.

            Un abrazo.

          • David Arthur

            Que inspiración en este buen poema Ringo.

            Un abrazo amigo,
            David

            • Ringo Stax

              Muchas gracias, amigo David.

              Un abrazo.



            Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.