J.C.R

A mi yo de antaño

Ahora que el tiempo ha pasado,

y el sol se ha posado

en la noche, en un lago reflejado,

sin luz alguna, se ha apagado.

 

Quizás el día haya acabado

sin tiempo alguno para vivir.

Un soplo ávido, matado

por la agonía del existir.

 

Déjame contarte un secreto

a ti, mi alma antaña,

que de conocedor de estos

y ni caso hice,

pues consejos vendo,

pero para mí no tengo.

 

Ayuda al prójimo,

pero no te excedas,

pues en la realidad

no te compensarán

                            como tú creas                          .

 

Se creativo,

pero no imaginativo.

Te llamarán loco.

Yo…. yo lo he sido.

 

Se tú mismo,

pero a la vez no lo seas,

pues no te dejarán en tu vida.

De la sociedad,

no cumplirás sus expectativas.

 

Pero siendo así,

he sido feliz.

Dependiendo en el fondo

de la gente.

¿Pero sabéis?

Era yo mismo

(a mi manera)

pero era yo….

Comentarios1

  • nelly h

    Es la vida y la vida enseña y uno aprende y aplica lo aprendido
    Hermoso poema



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.