José Daniel Martínez

Tus negras pensativas

Qué fácil es perderse en tus pupilas

cuando nadie lo prohíbe,

cuando no estás esquiva.

 

Qué fácil no decepcionarlas, mira,

manteniendo mi mirar

lejos, a la deriva.

 

 

Mas qué difícil es elegir entre

mirar o no mirarlas,

perder o no perderse

en tus negras candentes, pensativas.

 

Mi corazón se empeña en ir rápido,

de negras a corcheas,

semifusas de latir,

tus ojos lejanos lo han incitado

 

a correr más que nunca,

evitando a tus negras,

aguantándome sin ti.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.