Maga11

La mochilera

Sus rizos cenizas se acompasan es un vaivén sinuoso,

sus pasos hablan de infinitos caminos,

la mochilera, se abre paso con mirada solemne,

el alma viajera ,el corazón libre en mano.

 

La plaza cobra una vida nocturna que florece en guitarras y aplausos,

canticos gauchos, cuerdas y zambas con un par de chacareras,

la mochilera inquieta aparece y desaparece,

metáfora literaria, lleva sus sueños enclavados en sus pupilas

 y el destino escrito en la palma de la mano.

 


De pronto respira profundo y se sienta

y con un alma que no parece de este mundo

respira el aire y exhala melodía, entrecierra los ojos y canta

 

Canta con fuego y nostalgia,

con amor y osadía,

en su aura bohemia y extraña, orbitan sus vidas,

las huellas y los pasos, la mochilera se acomoda, hace frio!

 

Quien sabra donde pasara la noche y donde la seguira el dia?

donde estara mañana o en una vida,

pero su alma ahí tranquila me ha hecho escribir esta poesía,

de la que nunca sabra que fue musa y melodía

y yo que nunca sabre el nombre de mi musa preferida



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.