Diaz Valero Alejandro José

Como ángel guardián

 

Al pie de su cama

como ángel guardián

me planté cada noche

en su enfermedad

y sufrí con ella

los estragos de su mal.

Apreté sus manos

con cálido afán

y acaricié sus cabellos

marchitos ya,

y le agradecí los años

de felicidad.

Hice oraciones

por su sanidad,

avisé a sus amigos

que la fueran a visitar

buscando con eso

animarla más.

Ella me dio miradas

con lágrimas de cristal

me dejó proyectos

por finalizar,

me dio fortaleza

para continuar,

me dio una sonrisa

forzada quizás,

con un adiós

y un vuelve a comenzar…

Al pie de mi cama

en su ausencia ya

hago oraciones

para que descanse en paz,

y retomo el control

de la realidad,

porque sé que la vida

debe continuar.

----------------

Autor: Alejandro J. Díaz Valero

Maracaibo, Venezuela

Comentarios4

  • Alaide Varela

    Bonito.

  • Beatriz Blanca

    Se me desprenden las lagrimas sin poderlas contener, cierto la vida continua...
    Saludos amigo. Bea.

    • Diaz Valero Alejandro José

      Ay amiga Bea, tu comentario ahora me hizo soltar unas lágrimas a mí. Así son las cosas amiga. Vivencias que son parte de la existencia misma. Un abrazo y que Dios te bendiga. Y gracias por dejarme un pedacito de tu sensibilidad de regalo.

    • Ross4

      Alejandro José, usted acaba de recrear en poesía un momento de mi vida... Deseo fingir que no lloro y no lo logro, se me ha fugado una lágrima!!

      Saludos.
      Ross

    • Margarita Dimartino de Paoli

      PRECIOSOS VERSOS QUE LLEGAN AL ALMA.-

      UN CARIÑO EN LA DISTANCIA.-

      MARGARITA



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.