daywolker

Amada demencia

Dama negra de mi corazón,

destruye mi alma y renueva la a tú antojo,

ayúdame a entender lo que no entiendo,

somos tan paranoicos que poca gente nos comprende,

somos tan falsos con sonrisas hipócritas,
creen saber lo que somos, pero jamás comprenderán,

la realidad de la demencia,

somos buenos siendo malos,

somos malos siendo buenos,

nadie lo nota, todo lo creen,

¿comprenden?
¿comprenden?



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.