Leidy L. De La Rosa M.

Margarita marchita en febrero

Una tarde de amor de febrero 

una carola va cayendo triste 

sé que en ti nada es sincero 

tu piel en mí ya no existe. 

 

El último pétalo ha caído 

mi psique olvidó tu nombre 

rosa, lirio, azucena 

 

ya olvidé cual era 

ah, sí, margarita 

veo que estás ya marchita. 

 

Ya no existe pureza al mirarte 

ya perdió la gracia el tocarte 

se extinguió la estética en tu arte 

yo ya no quiero regarte. 

 

Lo que sentía por ti se ha esfumado 

como si nunca hubieses estado 

el jardinero se ha cansado 

y por eso la flor se ha marchitado. 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.