Jose Raul Morales Cornejo

Nuestros años de locura

Que cosas,

jamás me gusto lo dulce

hasta que probé tus labios,

jamás había visto la luna de frente

hasta que me vi en tus ojos

No,

nadie puede juzgar de locura

nuestras noches de pasión

cuando también nos amamos

con alma y corazón

Perdóname,

no te puedo hablar del universo entero,

además

ni tu ni yo sabemos

lo que en el habita

y sin decir tantas palabras

sabes bien cuanto te quiero

Cariño

antes de pisar estos terrenos contigo

ya los leños de la ilusión

ardían abrazando mi sueño,

ahora que estamos juntos

sigue creciendo y floreciendo

como enredadera

Sabes,

aunque la gente no lo quiera

y juzgue de locura,

de ese río han de beber

tarde o temprano,

más si algún día

esas aguas murieran

estoy seguro han de llorar,

cuando escuchen el eco

de sus voces

en ese río vacío 

Entonces

arrepentidos por habernos juzgado

han de comprender lo nuestro,

aunque nosotros

ya hayamos terminado,

y sabrán que nada en la vida

florece en vano

Comprenderán también

que el árbol más bonito

de un verde valle

lo puede incendiar un rayo

y si no sabes conservar ese fuego

lo puede apagar otra nube

de otro cielo

Así es el amor

a veces te abraza,

te besa,

y ardes en el

pero también puede morir

si lo asfixias

entre sábanas blancas

o de color

pues el amor es más que eso

Aunque

en nuestros años de locura

ese fuego no sabe arder

ni ardera

de otra manera.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.