Carpintero de vientos

Versos Inadvertidos

 

Aquí me dejaste a contraluz  

de tu sombra sorprendida,

soy uno de tus labios,

una sílaba de tu voz,

un pedazo de nube que

Cruza el cielo….

no me miras,

no me adviertes,

…cae la noche rendida.

 

No me contaminas de tu

piel encendida,

ni un beso que llegue

en la eternidad,

ni una huella de tiempo,

árbol que llora

distancia,

…acaricio entonces

tu soledad repetida

que no se calla.

 

Amanecemos  

sin palabra,

te doy a la libertad de sangre

y de este dolor mío,

es un deseo insoportable,

una hoja de fuego que no fragua,

un “Te Amo” en el vértice

de la mañana,

y me resigno tres veces

a negarte,

y en la mansedumbre

de tu cuerpo…..

eres dulce apacible

 y verso de agua.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.