Esteban Mario Couceyro

El ascensor de Julián

En el ascensor Julián

mira sin ver

el infinito de su ser.

 

Quizá tenga fortuna

y pueda trabajar

hace tanto ya

que no encuentro

no sé qué pensar.

 

Si sé poco…

o por que sé mucho

maldito juego

que no gano.

 

Hoy se dará

Julián mañana empieza

eso me dirán.

 

Qué felicidad

llegaré a casa

la estrecharé en mis brazos

hecho, mañana empiezo.

 

Se detuvo el ascensor

estoy nervioso, mis manos se mojan

sigo el pasillo

y pregunto por él.

 

Julián, el gerente ha cancelado el día

le avisaremos.

 

Nuevamente el ascensor

¿dónde está el botón del infierno?

Se pregunta Julián

en el borde del abismo.

 

Comentarios1

  • Beatriz Blanca

    Un pensamiento abstracto que no logro comprender Esteban. Lo intenté pero no logro entender.
    Te saludo y te digo: explicación por favor.

    • Esteban Mario Couceyro

      Julián, es ese personaje, que desocupado busca ese espacio de confort, dentro de la sociedad.
      Como comprenderás, es sumamente frustrante ese (usted está sobre calificado, o usted no tiene la calificación suficiente), argumentos que encubren un (ya tengo un recomendado..., o la que vino antes no tiene sus conocimientos, pero tiene un "talento" notable cuando se retira de la oficina) .
      Es angustiante y Julián, al bajar con el alma vacia de esa posibilidad, buscó el botón del infierno en la botonera del ascensor.
      Gracias por querer entender a mis personajes, que aveces se tornan herméticos de puro humanos que son.
      Un abrazo sincero
      Esteban

      • Beatriz Blanca

        Gracia, Esteban.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.