Nicolas_Otero

Autómata fantasma

Publico de solitario tedio en el transporte ¡En piedra!

Mañanas de estómagos en descomposición ¡En piedra!

Sienes repletas de pensamientos exhaustos ¡En piedra!

 

Otoño, fabrica de de sombras que acechan en el crepúsculo ¡En piedra!

Preciadas joyas marchitas de querer ¡En piedra!

Reloj que rige cuando cenan los gusanos ¡En piedra!

Mareas de vomito subiendo por las gargantas ¡En piedra!

 

Masa amorfa que chorrea sueños te vas endureciendo

en una mente que los hace imposibles.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.