Aviador nocturno

Solar

Tengo consternado el fuego

Por más que te busco en lo azul mis ojos no te aferran

Las joyas puras de tu silueta…

Mi necesidad de las flores que dejan tus pies

Va con puños en alto

 

Hoy pruebo expresiones erradas

Lo sé

Mi cabeza es un sonar enmohecido…

Un maniquí tendría sentimientos mejores

Aun sin respirar

 

Por eso tómame

Soy como de piedra

Cesa la lluvia de muerte que ahoga el amarillo del cielo

Ya he calcinado construcciones de orgullo

Llena mi vaso de gotas dulces

Dame tu boca… la cima de todo

Colócame un beso que sea

Más grande que el Sol



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.