Cristian Jovani

PASIÓN

No se me resbala de los dedos,
el edén de tu gracia descalza,
la sustancia de tus arullos.
Eres la espuma, la sonrisa de las olas;
lo que le da a los mares la belleza,
el semblante a las corrientes.
¡Eres mía poesía! Te quiero;
te quiero en todos los tiempos,
en la resistencia de la lluvia bisoña,
en las odas de los cabellos de la ventisca.
Clávame en la piel, oh, el castaño de tus ojos,
reluce en mi asistencia tus zarcillos de plata,
y en las avenidas de tu cuerpo pálido,
déjame existir;
existir como compañero amoroso,
existir como tu amante.

Comentarios2

  • markute

    Hermoso

  • Anitaconejita

    Magnificas letras, es un deleite exquisito leerte!!!!
    abrazos suspirando.....



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.