YO CLAUDIO

SUEÑOS NADA MAS.

Jugando tan sola en la arena,

formando castillos de corazón,

escribías mi nombre serena,

despertando mi verdadero amor.

 

Deje caer mis manos en tus hombros,

muy despacio te levante,

mío fue mi gran asombro,

de ver tu cuerpo desnudo, y no lo soñe.

 

Paso rápido el tiempo,

a mi cuerpo te acerque,

despertando los sentimientos,

nos entregamos al amor, y no lo soñe.

 

Nos abrazamos con fuerzas,

para no separarnos mas,

la playa estaba desierta,

nuestro cuerpos descansaban en paz. 

 

Después de amarnos,

nos volvimos a besar,

nos hablamos al oído,

para volvernos a encontrar,

era como un solo sueño,

del que no queríamos despertar.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.