Zambra Saavedra

Seguiré.

Y comprendí que aunque el camino que me espera es largo, en mi maleta llevo la valentía que a ti te falto para quedarte a mi lado, que aunque las pruebas sean duras y me vuelva un mar de llanto, no dejare de caminar, me sobran vida y ganas a pesar de los obstáculos. Comprendí que el corazón solo hace falta quien se quiera quedar, que el amor es el mayor tesoro que podemos entregar y aunque la edad y los daños me maduren seguiré tan niña y mujer.

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.