Andres Eloy Forero Terrasi

PERDIDOSO

Tengo el corazón roto,
Repartidos en horrocruxes,
Los cuales  están escondidos en los recuerdos inevitables
De todos los días que llegan a mí como bombardeos
En palestina y Cisjordania.
 

 

Lo descripto es para una mitad,
la otra te me la has llevado y la has dejado
como Wladyslaw Szpilman
en aquella casa con paredes rotas y en oscuridad total
en una Warsovia destruida.
 

No encuentro razón para un regocijo,
llevo la maldición del perla negra,  
Mi vida se ha vuelto intermitente de ganas,
De pocos ratos de felicidad,
Esta vida de altruista no es tan grata.
 

 

Es mi turno de ratos amargos…
 
 

 

Debo encontrar  la manera de mirarme al espejo
y borrar esa historia tan linda que me había planteado contigo,
¿Por qué? Mi  corazón roto es la inmensa felicidad de uno
 o varios reflejada en una eterna cicatriz.
 

 

Mi derrota, mi angustia,
la desesperación inexplicable del nosotros que desapareció
Convertida en pura
satisfacción victoriosa,
sin límites de quien ni conozco.
 
He perdido por mi caballo de Troya.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.