Cristofer Solarte

Las cuatro estaciones

Ella era el invierno perfecto,

Con sus manos frias,

Con su mirada tormentosa.

Ella era el invierno perfecto, 

Uno de esos de manta y pelicula,

un invierno en los que el frio

Se presenta en forma de escalofrio

Recorriendo la espalda,

Con gusto a sabor a beso a un portal. 

 

En cambio él era como el verano

él era el ocaso,

de las mañanas y de las tardes

el estío de las horascas; de las flores,

el efluvio de los calores del verano,

un hermoso día de diáfano.

 

Y juntos eran la mas bella primavera, 

unidos eran inmarcesibles, 

el uno al lado del otro florencian, 

Fusionados eran la más bella flor. 

 

Pero separados eran el otoño

el final más triste en el año,

es como si el árbol se acongoja

cuándo se caen sus últimas hojas.

 

Ellos eran las 4 estaciones, 

El árbol que aguanta el frio,

que pierde sus hojas en otoño 

Y que florece en primavera.

Ellos lo eran todo.

 

Él y ella unían las cuatro estaciones,

el invierno: noches eternas y frías,

el verano: días caldeado y marchitado,

ellos eran la totalidad del todo.

 

Él y ella eran el otoño, 

Durmieron abrazados todo el invierno,

Amanecieron en primavera,

Y brillaron como nunca en verano.

 

Autor: Marga0802 y Cristofer Solarte.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.