Dylan Smith

Procastinación

 

No se.  Deliro, revivo.   

Deliro y sigo. Sigo con todo el tiempo a cuestas,

lo siento, te presiento,  olvido pero sueño,

sigo pero no puedo, entonces

 

Ya la cabeza hundida en el corazón,

mirando profundas lejanías

te miro como si no fueras vos

y alrededor todo se vuelve  espejos

o espejismos, o deseos espejados.

Se ven palabras que sudan, suenan,

                                           saben algo de aquello que me ahoga.                                         

 

Y yo,  cómo ser de otro modo

si solo tengo lo que ignoro!

Sigo en el tumulto

me voy o acaso estoy?

me quedo atrás

y es el tiempo que me arrastra.

                                                          

   

Comentarios2

  • diego leonardo

    tremendo a veces me quedo sin palabras ante estas bellezas!
    saludos

    • Dylan Smith

      Gracias Gotoh.

    • mario mena mena

      Maravillosa descripción, des una especie de torbellino en quietudes que sólo las ve quien ve al otro lado de estas cosas comunes.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.