manuel F.

Buenas noches mi amorajeno Lo siento...   Hoy martes, Y te ofrecos el cielo, Que sea la reina de mis aposentos, Que  calme tus silencios, Y las ansias de tus besos, Quieres que acune, La ternura de tus manos vacías, Ofreciéndome, tu labios sedientos, Junto a la madurez Y la experiencia de tu vida.- Tienes ya todo saldado, No necesitas ni amor, Ya todo en tu vida, lo tienes, *Dime que buscas, que  esperas*, De esta *Hombre*, de alma solitaria, Que dejo atrás su primavera, Encarcelo los sueños errantes, Y decidió viajar, Mas allá de la estrellas. Quizás  la  soledad Sea la enemiga, de tus *ojos de cielo*, Y mis manos nunca lleguen a cariciarte, no la pretenden, Siempre la desechan, Pero te digo una cosa, *enamorarme de ti*, es mi más fiel compañia, *Dirás que soy egoísta anticuado, feo ciego y loco* Pero en mi vida, *solo una mirada tuya basta*.   Lamento muchos tus, rechasos, Los anhelos que tu vida esboza, Por soledad o por cariño, A mi alma le confieres, Mi querida amiga, con el alma lo digo, Siempre serás para muchos hombres, El sueño apetecido. Hoy, te lo digo de frente, Con la mirada sincera callada, No puedo ser yo tu hombre, se que no solo lo que esperas Aunque el tiempo se detuviera, No puedo darte la calma, Que tu me reclamas, Pues mi alma, aun tiene dueña, El cual por siempre, seguirá siendo, El Ladrón de mi vida fugaz, Y de mi triste existencia pensando solo en el dia que estemos juntos llenarte de besos y carias ssciar tu sed beber de tuanantial.

Buenas noches mi amorajeno 

 

 

 

Lo siento...

 

 

 

Hoy martes,

 

Y te ofrecos el cielo,

 

Que sea la reina de mis aposentos,

 

Que  calme tus silencios,

 

Y las ansias de tus besos,

 

Quieres que acune,

 

La ternura de tus manos vacías,

 

Ofreciéndome, tu labios sedientos,

 

Junto a la madurez

 

Y la experiencia de tu vida.-

 

Tienes ya todo saldado,

 

No necesitas ni amor,

 

Ya todo en tu vida, lo tienes,

 

*Dime que buscas, que  esperas*,

 

De esta *Hombre*, de alma solitaria,

 

Que dejo atrás su primavera,

 

Encarcelo los sueños errantes,

 

Y decidió viajar,

 

Mas allá de la estrellas.

Quizás  la  soledad

 

Sea la enemiga, de tus *ojos de cielo*,

 

Y mis manos nunca lleguen a cariciarte, no la pretenden,

 

Siempre la desechan,

 

Pero te digo una cosa,

 

*enamorarme de ti*, es mi más fiel compañia,

 

*Dirás que soy egoísta anticuado, feo ciego y loco*

 

Pero en mi vida,

 

*solo una mirada tuya basta*.

 

 

 

Lamento muchos tus, rechasos,

 

Los anhelos que tu vida esboza,

 

Por soledad o por cariño,

 

A mi alma le confieres,

 

Mi querida amiga, con el alma lo digo,

 

Siempre serás para muchos hombres,

 

El sueño apetecido.

 

Hoy, te lo digo de frente,

 

Con la mirada sincera callada,

 

No puedo ser yo tu hombre, se que no solo lo que esperas

 

Aunque el tiempo se detuviera,

 

No puedo darte la calma,

 

Que tu me reclamas,

 

Pues mi alma, aun tiene dueña,

 

El cual por siempre, seguirá siendo,

 

El Ladrón de mi vida fugaz,

 

Y de mi triste existencia pensando solo en el dia que estemos juntos llenarte de besos y carias ssciar tu sed beber de tuanantial.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.