Hambre Lírica

Lejanía relativa

De nuevo, de nuevo estoy ahí

Esperando al viento

Esperando sus respuestas

Esperando, lo que mi introversión detesta.

 

Estoy ahí, observando paredes

Escuchando pálpitos leves

Escribiendo en tierra de incomprensión

No articulamos palabras

Y el silencio nos dio una lección.

 

Cuando más necesité sus ojos

Ni siquiera mil versos

Cuando más necesite sus labios

Supuse un inconcluso adiós.

 

Jamás hubo otra musa

De mi parte, estúpidas excusas

Y sólo nuestras sonrisas

Comprenden aquellos astros en el cielo

Calcados con tiza.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.