Gloria Lepilaf

Otra vez aquí...

Otra vez aquí...

con mi esperanza a cuestas...

perdida en el universo de las ausencias.

Es breve la tarde...

y tan inmensa...

La soledad me aprieta fuertemente...

y la añoranza me golpea...

Esperaré...

frente a la ruinosa luz de este ocaso...

hasta sentir tu vivo abrazo

en las manos taciturnas de la brisa.

Sólo vine aquí...

donde muere la tarde...

a concluir mi agonía...

respirando el veneno de la angustia

de este amor que es profundo y es ambiguo...

Masticando la nostalgia hasta romperla...

y bebiendo hasta el concho mis quimeras…



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.