Tomas Rincon

Primeros pasos

¿Madre, por qué me tuviste,
siendo un hijo la desgracia deste mundo?
¿En qué esperabas transformarme al crecer,
si no en inseguridades y miedos impropios de mi ser?

 

Al crecer algo se quebró.
El círculo se hizo presente.
Temerosa de aquel suceso
una cara se enfrentó con otra.

 

Sin embargo, lo real se oculta tras una máscara
llena de fantasías e ilusiones,
las mismas que cuentan historias
para niños inocentes acostar.

 

Entonces pasiones y sentimientos,
pagan deudas con el pasado.
Y las ideas inundaron el actuar
donde el desierto se presentó como único hogar.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.