Cristian Jovani

UN PARAÍSO TAMBIÉN SE TRASLADA

Suena la lluvia sobre el tejado

cuando veo como se despide la claridad

dejando gris el cielo;

ninguna estrella cuenta sueños,

solo se empapa mi amado Aysén.

De los lloros del crepúsculo

oigo murmullos, cadencia desnudas;

y el romanticismo de Cristian Castro

me cuenta los días de muchacho,

cuando volaba por Carolina

y apreciaba sus paisajes, su abundancia de rosas,

 cada una de sus morenas avenidas.

Hoy ya no está.

"Un paraíso también se traslada".



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.