An Ma

DAMA LEJANA

¿Por que has de gustarme tanto?

Ya no sonrías te lo pido es que siento impotencia al no poder hablarte y estar obligado a conformar me con solo verte.

 

Adoro que me mires y crucemos miradas momentos discretos divina inspiración. Dama lejana te busca una canción tan simple que encierra tanto igual que un te quiero.

Quisiera decir te quiero pero no puedo, grandes brechas entre tu mundo y el mio.

 

Mi camino sombrío y el tuyo se denota feliz, no quisiera manchar tu mundo con mi tinte gris. Sin importa que tu presencia es placentera bella quimera, mi cuerpo en una guerra entre un si y no se debate mente y corazón.

 

Suplico razón es que creo que por mi no encontrare razón, ¿sigo el el sendero de la pasión o me encamino por el sendero de la cobardía?.

Comentarios1

  • mario mena mena

    Hay que dar el paso, es la Ășnica forma de iniciar y comprobar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.