Sara Human

Rima a la muerte

Desde tiempos antiguos llegó aquella fiera

de su boca salía fuego y sostenía las velas,

tomaba a grandes saltos sorbos de vida,

esperando tener aunque sea esa dicha.

 

Todos huían de ella cual manía

sin darse cuenta que no se podía.

Miraban temerosos por la ventana

como si fueran ratones yendo de caza.

 

La flaca salía y a todos veía

para mal o bien siempre reía.

Porque ella era eterna y los demás no

y aunque corrieran siempre los alcanzó.

 

Obscuro manto con el que cegaba,

a unos tristeza daba,

y a otros alegraba.

Llegando la hora predestinada

con sus mejores ropas a todos halagaba.

 

Tomaba las manos y también el alma

para con Dios llevarle salva y guarda.

Lágrimas corrían en su presencia 

pero el descanso también lo hacía.

 

Pobre flaca que está condenada

a llevar consigo su mala fama.

Ésta es la triste rima de una calaca

que aunque buena es, 

siempre se piensa al revés.

 

 

 

Comentarios1

  • Kevin Barrios

    hace mucho no leia rimas en esta pagina , interesante reflexión , muy lindo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.