argantonio

Una calle cualquiera

Todos los domicilios son iguales,

muy cuadrados y simétricos,

tienen un aire muy tréticos,

solo les dan vida los chavales.

 

La calle no invita al paseo,

sino más bien a la marcha,

está ausente el deseo,

sin pecado y sin mancha.

 

Mujeres y hombres que fueron

jóvenes y atractivos,

y que tuvieron sueños.

 

Diremos mañana, esos hombres existieron,

en sus circulos fueron divas y divos,

y de sus vidas fueron breves dueños.

Comentarios1

  • el duende

    es la cadena,,vamos venimos,izquierda derecha centro,,,pensamientos,,,,,asi hasta que ya no estamos....l vida hay la vida quien la entiende,,,saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.