ledjoaquin

De repente, aquí envuelto

Ya esta se ha hecho mi rutina

de pronto aparecí aquí envuelto

siéndole fiel al tiempo,

y he aprendido a ver

el color gris bloque

del que están hechas muchas cosas

y la opacidad del color arena

con la reunión mañanera

de los gatos y perros

cerca al bote de basura,

y me salgo del típico

romance que pudiese escribir

porque estas son las flores

multicolores de mi vista.

Sin embargo, en el sinsabor

hay momentos tales que

en la pérdida del sentido

sabrás para que vives…

Como yo que cruzo la línea

para salirme de la ilusión

perenne de la tristeza,

mi maestro es una hermosa

gata blanquinegra

que se posa a menudo

en la platabanda, sintiendo

ese no sé qué del viento,

porque ignora el tiempo

y ama con el fervor del último día,

agita su cola y se marcha;

y te digo niña mía

he de encontrar versos hermosos

en uno que otro libro,

pero así está mi corazón

latiendo más fuerte,

porque tú y las demás cosas hermosas

se han hecho mi rutina,

de pronto aparecí aquí envuelto

reclamándole al tiempo

porque no te tengo

como quisiera,

déjame amar cada instante juntos

y no despedirme a veces

casi ignorando el tiempo

y quererte como

quien se fuera por siempre.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.