Isaias Torino

amigo mío, no me juzgues, que hoy día no tengo rima

 

Acuérdate amigo mío de los gritos de tu corazón

aquellos que hacían que tu mente sea salvaje

todos lo fuimos, todos lo hicimos,

despierta del sueño errante de los años que pasan

de los miedos que comen

y de las penas que matan,

Acuérdate el canto desnudo de una mujer sobre tu boca

aquellos que hacían que tu cuerpo vuelva a nacer,

que hacían que vuelvas a aprender,

una y otra vez lo que es el placer,

olvídate,

corre, ríe, desnúdate

Acuérdate amigo mío, de los secretos que no hablan

aquellos que no cuentas,

que no hablas, 

despierta del sueño errante de los años que pasan

de los relojes que aburren

y los momentos que atrapan

ríe como un niño, despiértate de nuevo,

que hoy amigo mío, es otro día para sonreír.

 

Comentarios1

  • Alaide Varela

    Buen poema.

    • Isaias Torino

      muchas gracias mi estimado, me alegra que te haya gustado.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.