wolfenaght

En mi tiempo

Me Enrede a los hilos de la vida para no caer
Ahí parado en la cumbre de mi ser
Bajo un de telar de mi carne
Mientras en el zurco de mis venas hoy se abren
Más de un camino por recorrer

tuve miedo al olvido del que ya era parte
Olvide las voces que acunaban mi alma
Así como también la calidez de las palmas
Que amanzaban mi sufrir
Y si tuve un momento para vivir
Lo hice mirando la aurora
que apadrina las últimas horas del ocaso de mi existir

Camino que te esparces en la honda noche
Que Transcurre lento como lo inconsciente
Al ritmo del latido silente
Que entona las notas de la motonía
Con la peste compartida
hoy me muevo sin querer

Que el alcance de mis sueños diferidos
no me encuentren leyendo epitafios henmohecidos
de la palabra que nunca fue

Pienso sin querer
Amo sin entender
Lo caduco de mis dias en este mundo
Contraje la enfermedad de los segundos
Y hoy en el granito descolorido se desgranan
En el granito se desarman una a una
En el granito esta la palabra que nunca fue



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.