Jeinsson

Sin cuestionar... encontró...

Sin cuestionar... encontró

respuesta a preguntas

que probablemente jamás quiso formular,

preguntas... que sentía necesarias

en la más profundó de su órgano vital

¡Esperó!

Esperó cada silaba y su composición en prosa,

acompañado por el fulgor silencioso

del astro menor. 

 

¡Preguntaron! - ¿Qué será lo que desea?

¡Alguien respondió!

- Olvidar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.