yito

Soneto a Osvaldo Piro

 

Sé que dicen aquellos que a este suelo

nunca han visto parir a sus semillas

que es el tango una herida sin consuelo

del que tiene, el alma de rodillas.

 

Que solo los vencidos en el duelo

que la vida, le impone a las mejillas,

se adhieren a sus letras y en su vuelo

reviven de otros seres, pesadillas.

 

Todos ellos, acerquen sus razones

donde envuelto en murmullo de canciones

expresa su talento, Osvaldo Piro

 

Les dirá lo aprendido en su camino.

“Siempre el tango cumplió con su destino

de brindarle al vivir, algún respiro.”

 

 

 

Bandoneonista, director y compositor.

Comentarios1

  • QUINSONNAS

    Estupendo soneto, te felicito y mando un abrazo cordial.

    • yito

      Gracias. Osvaldo Piro se lo merece.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.