MANOLO TUA

PRIMERAMENTE DIOS

 

 

A Dios agradezco, por sobre todas las cosas

Que me dio la vida, hermanos hijos y esposa

Que cuando sembré rosales, coseche rosas

Y que me perfumé en sus apacibles aromas

 

Las pruebas puestas siempre han sido merecidas

Y si hoy albergo algún dolor, me lo he ganado

Incluso del mismo modo las hermosas alegrías

Son del buen conducirse, indefectible resultado

 

Es tuyo, mi Dios el poder y eternamente la gloria

Nada atesoro que sin tu consentimiento merezca

Porque tú has labrado, de mi presencia la historia

Y  has llenado de saborcillos mi bella existencia

 

Gracias mi Dios por hacerme tu pequeña creatura

Sigue bendiciendo, mis pasos en la leve tierra

Y guíame hasta lo insondable de tus alturas

Donde pueda disfrutar la felicidad de tu huerta  

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.