TORQUEMADA

Tus pechos cuan monte en la distancia

 

Tus pechos, cual monte en la distancia,

señalan mi camino hacia tu exacto centro.

Son faro que me guían, en besos derramados

desde su ardiente cima, oscuras quemaduras en mi boca,

hacia tu sien, tu boca, tus muslos, tus rodillas.

 

No me pierdo en la senda, pues tus pechos señalan

el horizonte eterno que queda por delante,

tu hermosa geografía por donde van mis pasos,

mis besos apurados que te recorren toda,

que quieren alcanzar el centro de tu centro,

la cima de tu cima, la orilla de tu mar.

 

Tus pechos, referencia sin miedo y sin retorno

de un camino al futuro de encuentro en  tu cintura,

guiado por tus manos que me marcan el rumbo

y por la bruma cálida que desprende tu boca.

 

Me aventuro sin miedo por tu selva, maraña

de oscuros valles y escarpadas colinas,

húmedos corredores que me acercan al centro

de ti misma, y del atrio donde fundirme en ti.

 

Y allí, en la tibieza de tu profundo centro,

me disuelvo, licúo mis ansias y mis miedos,

me desbarato entero, peregrino agotado

de recorrer con ansia tus ansiados senderos.

Comentarios1

  • pani

    AMORES PERFECTOS... CREAN VERSOS ETERNOS PLENOS DE PASIÓN...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.