Eliamara Martinez

Levantar nuestra alma cuando nadie lo puede esepto Dios. Que siempre esta contigo


AVISO DE AUSENCIA DE Eliamara Martinez
Todo Escritor nesecita su espacio de meditacion para abrir nuevas ideas a la imaginacion . Hasta pronto muchas Bendiciones

En lugar de disfrazar tus verdaderos pensamientos o sentimientos, anímate a expresarlos abiertamente a las otras personas sin tener que dar muchas explicaciones"

 

Fortalecer tu espíritu. Practica la oración, lee libros de contenido positivo, escucha hablar a personas que te contagien con su entusiasmo, paz y fortaleza, practica la contemplación o la meditación para encontrar, en el vacío de tu mente y la relajación de tu cuerpo, el descanso necesario para recuperar el bienestar más fácilmente. Siéntete querido y acompañado por la presencia de la divinidad, no pienses nunca que estás solo.

 

Hacer cosas por otros. Esto nos ayuda a levantar el ánimo y a recuperar el sentido de nuestra vida. ¡No decaigas! No dejes de trabajar, hazlo sin presionarte, pues la actividad distrae tu mente y te desconecta de los recuerdos negativos. Escribe afirmaciones positivas con frases de valor, fortaleza y recuperación. Coloca estas tarjetas en lugares visibles donde te sea posible leerlas varias veces al día, especialmente cuando te sientas decaído.

 

Atrévete a decir lo que quieres. En lugar de disfrazar tus verdaderos pensamientos o sentimientos, anímate a expresarlos abiertamente a las otras personas sin tener que dar muchas explicaciones para justificar tus deseos. Encuentra siempre las mejores palabras para decir que no quieres hacer algo, y no te sientas responsable de la situación del otro. Desarrollar el valor y la confianza para expresarte hará que te sientas libre. 

Sanar tus heridas. Suavemente gira tu mirada hacia todo lo bueno, lo bello y lo positivo que ocurre y se manifiesta en este momento en tu vida. Abre una ventana para que el calorcito y el amor de las personas que te quieren y te acompañan entren y te suavicen internamente. Déjate acompañar y distraer, especialmente por aquellas personas entusiastas que hablan del presente, con optimismo y alegría. Retoma lo positivo y envuélvete en esa energía. 

Siéntete agradecido. Haz una lista de todas aquellas personas que alguna vez hicieron algo especial por ti, aun a pesar de no haber hablado con ellas en mucho tiempo. Elige un par de ellas y hazles una llamada para decirles que todavía les recuerdas y agradeces lo que hicieron por ti. Toma la iniciativa al momento de compartir con otros tus sentimientos de afecto y gratitud.

 

Crea una nueva imagen. Recuerda que es más importante lo que tú crees acerca de ti mismo, que lo que piensen los demás de ti. Cada vez que te veas en el espejo, sonríe, afloja el entrecejo, siente agrado hacia la imagen que vez reflejada y si encuentras algún rasgo que no te guste, simplemente, acéptalo y trabaja para mejorarlo o transformarlo. Comienza a sentirte a gusto contigo mismo y valórate.

 

 

Concéntrate en ser feliz. Vive cada momento de la mejor manera. Decide que no darás entrada en tu vida a la violencia, al miedo o al malestar con los que otros viven la suya. Réstale importancia a los pequeños eventos que se presenten de forma inesperada en tu día, dales paso y concéntrate en resolverlos de la mejor manera. Potencia todo lo bueno que ocurra en tu día y siéntete agradecido . 

Siéntete agradecido. Haz una lista de todas aquellas personas que alguna vez hicieron algo especial por ti, aun a pesar de no haber hablado con ellas en mucho tiempo. Elige un par de ellas y hazles una llamada para decirles que todavía les recuerdas y agradeces lo que hicieron por ti. Toma la iniciativa al momento de compartir con otros tus sentimientos de afecto y gratitud.

 

Crea una nueva imagen. Recuerda que es más importante lo que tú crees acerca de ti mismo, que lo que piensen los demás de ti. Cada vez que te veas en el espejo, sonríe, afloja el entrecejo, siente agrado hacia la imagen que vez reflejada y si encuentras algún rasgo que no te guste, simplemente, acéptalo y trabaja para mejorarlo o transformarlo. Comienza a sentirte a gusto contigo mismo y valórate.

 

 

Concéntrate en ser feliz. Vive cada momento de la mejor manera. Decide que no darás entrada en tu vida a la violencia, al miedo o al malestar con los que otros viven la suya. Réstale importancia a los pequeños eventos que se presenten de forma inesperada en tu día, dales paso y concéntrate en resolverlos de la mejor manera. Potencia todo lo bueno que ocurra en tu día y siéntete agradecido



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.