Lucy Quaglia

Aviones sin peso

Aviones sin peso

Sin piso ni prisa

Montando un sonido de

Motores finos

Como cantos raros

De luna y estrellas.

 

Aviones gigantes,

Fuertes y elegantes

Que gritan un grito

De pasos dolientes

En la arena tibia

De casas redondas

Y baldosas frías.

 

Rosas de colores

Brillantes y vivos

Que aturden la vista,

Los ojos, el pelo,

Que crecen en grupos,

Todos por el suelo.

 

Racimos de flores

Que llueven al piso

De los azulejos

De tronos de oro,

Cristales y espejos.

 

Aviones que vienen,

Aviones que van,

Que se encuentran solos

Sin llegar jamás,

Porque si aterrizan

No los  veo más.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.