Ezer Cohen

MI MAESTRA

Tú no sabes…

Que yo corro a la ventana para verte llegar.

Que mis ojos se nutren de tus labios cuando hablas.

Que cuando caminas me haces volar entre las estrellas ondulantes de la eternidad.

Que cuando te parezco distraído, es que tengo obnubilada mi mente con el aroma de tu cercanía.

Que el brillo de tus cabellos ciega mi percepción de los colores, porque nace de un arco iris infinito.

Que cuando me hablas haces que un volcán se revuelque dentro de mí, y que los colores afloren a mi ser.

Que cuando buceo en lo que tú me enseñas, me adueño de la materia solamente para sentirme más cerca de ti. Para que nuestras miradas puedan encontrarse excluyendo todo lo demás.

Que la vida se hace infinita cuando sueño contigo y en ti.

Que yo corro a la verja para verte partir.

Que ayer te vi con alguien que al instante quise matar.

Que tú eres la imagen de mis fantasías de soledad.

Tú no sabes…

=============

¡Lo sabes!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.