Diaz Valero Alejandro José

Trapea tu mente

 

Doméstica Cenicienta

esclava de los oficios,

tu arraigo se aposenta

igual que un vicio.

Al borde del precipicio

sin mostrar tu carisma

sin amor a ti misma

trabajas sin salario.

Con ese afán legendario

eres como una sombra

con figura de mujer,

o como una simple alfombra

que todos pisan a placer.

¡No puede ser!

abre tus ojos, despierta

barre esas retrógradas ideas

y dejarás de ser Cenicienta

si a tu mente la trapeas.

---------------------

Alejandro J. Díaz Valero

Maracaibo, Venezuela



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.