Inexistente

Cabalgata sin ronzal.

¡Oh reloj silencioso!

De afilados dardos,

en busca de un blanco

incierto e inquieto.

 

Sobre tu andar van sus ojos

devanando la mañana,

conjurando la tarde.

 

Cierra sus oídos

al cincelar de la noche

concavidad sombría.

 

¡Oh reloj sin ronzal!

Llano y circular.

 

La existencia cabalga

como lo haces tú

sin parar,

día a día.

Comentarios2

  • kavanarudén

    Excelentes letras.
    Cruel reloj que avanza sin parar, sin compasión
    Un placer leerte poeta

    • Inexistente

      Sencillas letras que esbozan esa carrera indetenible del tiempo. Saludos amigo.

    • Fabio Robles

      El tiempo pasa inexorable y el reloj con su tic tac pasa y pasa. Un gusto saludarte amigo

      • Inexistente

        Usted me ha recordado ese bonito tema CANTARES versionado por Joan Manuel Serrat.
        "....Todo pasa y todo queda,
        pero lo nuestro es pasar,
        pasar haciendo caminos,
        caminos sobre el mar....."

        Gracias amigo Robles, su visita es apreciada.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.