angelillo201

El perfume del Odio.



 

Retrato de un hogar que se ha ido desmontando conforme pasaba la crisis.

medio es casa, medio es campo. El olor a patatas para sembrar  en la mesa,  a grasa y tierra en el suelo. Las vigas, con aluminosis, puntales, un saco de cemento y arena en un rincón. quizás un intento desesperado de luchar contra esta carcoma de la estructura.

Medio es techo, medio es cielo.

Ambiente de pobreza y descuido, sin embargo..

hay herramientas , y mientras hay herramientas, hay esperanzas de alguien que intenta salir adelante.

¿ Puede haber un desprecio hacia un hombre de todos sus semejantes en la sociedad, sin que se ningún tipo de prejuicio de religión, raza, o creencia ideológica; sino que ésta nazca de algo que  pueden sentir por igual por todos?

Algo capaz de radicalizar, fanatizar a jueces, policías, empresarios, la prensa, y en definitiva al conjunto de ciudadanos de sociedades avanzadas que han dejado atrás todo vestigio de barbarismo y brutalidad.

En esencia de lo que hablo en esta historia, retratando algo que he visto desde dentro y desde fuera es que hay un hedor en algunos sujetos capaces de enturbiar la serenidad de un juez, un policía, un empresario, un periodista, incluso al más afectuosos de los padres. Para concretar nuestra historia, que se basa en la higiene social de las sociedades avanzadas citaremos algunos ambientes sanos y limpios, como los juzgados de Nules, instituciones sin tacha de duda en la higiene, como por ejemplo la policia. El lugar,   un pueblo sano de bien y paz: vall d´uixó, y por supuesto, nuestra historia debe transcurrir en un tiempo. Un tiempo decente, caracterizado por el progreso. La acotaremos en el año 2017. aunque sus antecedentes deben tenerse en cuenta. no deben nunca rebasar en nuestra narración a un pasado superior al 2008, donde nuestro protagonista sufrió duramente el golpe de la crisis, y el cambio de paradigma en las libertades, caracterizado este paréntesis de la historia ( 2008-2017) por las detenciones masivas de gente que escribía en las redes sociales mensajes provocadores. Tan provocadores y fuera de contexto que significa la detención de años y años de cárcel, limpias y sanas claro, aunque las vidas de pudrieran allí, tan solo por lo mal sonante del mensaje. Pero nuestra historia, no es un relato histórico, ni un diario.

Nuestro relato es simplemente, el de alguien que olía mal.

angelillo de Uixó.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.