yito

Guantes Blancos

 

 

Guantes Blancos

 

La ley apoye en la sien

y a de robar sin condena.

Lo afirmo con mucha pena

sin desconocer su bien.

Quien es ciega, no ve a quien,

le causa el mal con su espada.

La norma es muy apreciada

por el ladrón que es astuto

con ella cubre de luto

la justicia amortajáda.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.