Federico Estefano

Sin nostalgia, sin amor.

Observando memorables fotografías

evocando recuerdos del catorce,

creí que tras lóbregos muros de bronce,

la sempiterna nostalgia se erguía.

 

Pero tan silenciosa como petricor,

y tan fragorosa como el canto del viento,

impregnaba aquel memento

con sinónimos de amor.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.