Bladeg

Curiosa la vida humana, la única dotada; ¿de qué?...  

 

Dudas, remordimientos

Somos los únicos que dudan entre un mar de sentimientos,

Ahogados en aquel Irónico encantamiento,

Tan hermoso y tortuoso; este sentimiento.

 

Pues llena al corazón de dolor,

Habiendo prometido amor…

Más en este no llegara a faltar fervor.

Hay tan curioso es el amor…

En el vacío siembra un fuerte albor

Y al paso del tiempo sin aviso pasa este furor.

Hay tan tonto es el amor…

 

Confundiendo y lastimando, destrozando;

Aquello por lo que antaño su vida habría dado

Y es que eres tan descuidado

Que sin darte cuenta la ilusión abrías ya creado.

 

Hay amor, ¿por qué has de ser tan desalmado?…

Entre sonrisas has ocultado,

La inminente realidad; que al final a todos nos habría lastimado

Pues al caer en tu red el trato habría sido sellado.

Tras alegría habernos brindado…

Tarde o temprano nuestro corazón abras destrozado.

 

Hay amor, ¿por qué has de ser tan despiadado?…

Por tu causa mi corazón acabo siendo lastimado

Y al paso del tiempo sin haberlo imaginado

A todo me habría yo cerrado,

Cuando un nuevo amor se ha asomado

Con firmeza su cercanía he bloqueado

Pues la fe que antaño en ti había depositado,

Hoy ya la he abandonado…

 

Dime amor, ¿por qué eres tan cruel y obstinado?…

Conociendo mi  corazón tan lastimado y desconfiado,

Me envías uno sincero para que por mi acabe siendo devastado…

 

Dime amor, ¿por qué has de ser tan desafortunado?

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.