Jose Raul Morales Cornejo

Cuando el tiempo pase por tu piel

Cuando el tiempo pase por tu piel

y el espejo no te engañe,

ningún tinte podrá simular tus canas

ni tú delineador será suficiente para iluminar

esos ojos que siempre ame.

Entonces,

poniendo gloos en tus labios,

recordaras cuando con amor

quise robarte un beso,

y tú,

solo reías.

Ese día,

desde el primer peldaño de tus recuerdos

 la soledad se reirá de ti

y cuando llorando te lleves las manos al rostro

te preguntara:

verdad que la belleza

y la pasión

no son eternas.

Entonces

le preguntaras con humildad:

donde esta  aquel

que siempre quiso estar conmigo

para robarle un beso

y amarlo con el corazón.

Pero será muy tarde,

para entonces

tendré mis sienes pintadas de blanco,

unos ojos sin luz

y unos pies cansados

hasta quizá un par de nietos

que también pudieron haber sido

nietos tuyos.

Qué más da,

mi destino no fue contigo

linda mujer.

Deseo para ti

el más tierno rayo de sol

y en tus noches de insomnio

una luna

que te haga soñar.

Que en tus frías madrugadas

 encuentres calor en tu cama

y esperes  en otros brazos

la aurora

de cada día.

Comentarios1

  • Alma Erótica José Luis Agurto Zepeda.

    ¡Por Dios José Raúl Morales!
    Muchas veces quise escribir este poema y no lo hice. Lo que le diría a esa mujer que en mi adolescencia amé tanto.
    Me veo reflejado en el autor, me veo con tu espejo, y te aseguro, es un placer leer este poema hecho.
    Te felicito, sabes meter al lector en tus sentmientos y en la trama del poema.
    Abrazos desde Managua, Nicaragua.

    • Jose Raul Morales Cornejo

      Gracias por tu comentario de verdad te lo agradezco infinitamente, saludos para ti y tus seres queridos desde Querétaro, México.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.