Santiago Miranda

En esta ciudad hay solo tiendas

 

La humanidad es todavía algo que hay que Humanizar - G. Mistral

 

-duelo-dolor-dolido-
¿qué fue de aquella gente?
cuerpo sobre cuerpo ocupa
su espacio desalmado -camina-
yace nocturno el horizonte

 

recuerdo aquella suave llanura
aúreo verdor incandescente, te veo
apagado, ahora en las vitrinas
estalla el fulgor de oro
repitente en la mirada exigua

 

Programación exitosa
tiempo libre limitado
a la compra de ínfimas
sustancias contra la soledad
de muerte por las ínsulas propagadas

 

Regiones atiborradas
un crisol de naderías
-me opongo a entrar en ellas
pero camino paralelo a su bagaje
sin meta, perdido, entre
la calle y la tienda, una hilera
de árboles, la sombra es resistencia-

 

Pero no hay cariño y ni amantes
camino, limosna de mendigos
aquel sufrimiento del otro
en pesos materializado
como una hiriente carga

 

no hay mirada entre dos
personas libres sino una
fría posesión de dinero
- soy en la medida de lo posible
real, controlo los valores y tiempos
hoy eres amo, mañana, un consuelo-

 

Ellos vacíos entran y salen colmados
lo han logrado (pagar, yo pago)
victoria, autoridad que emanan
al fuego, maestros del sufrimiento
ajeno, aquel dinero un extraño desangra



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.