Mane Castro Videla

Nostalgias

 

El recuerdo es extraño por estas horas
es como un si nunca nos habitaramos
y como una suerte de defensa
todo lo vivido y sentido no existiera
No existiera el pasado ni el presente
ni menos aún el futuro
Hay un deseo suspendido
Una pérdida de algo ya perdido
Una forma de no saber
y una manera de desear
de detener el tiempo
en que uno se desprende, se aparta
Se rompe el lenguaje y la escucha
y siento el deseo de no ser tocada
al revivir la amenaza de pérdida del yo
La amenaza del sometimiento
tratando de destruirme
en nombre del amor
Y esta inconfesable confesión
librando el corazón de las dudas de la mente
ante la demanda, la obsecuencia y la complacencia
de pertenecer hasta que la muerte nos separe
donde siempre hay que cumplir
y la pasión se transforma en esclavitud
mientras que yo solo quiero ser mujer
Ser mujer sin imposiciones
sin en contra de mi voluntad
Ser madre
y nada más.

Mané Castro Videla

Comentarios1

  • kavanarudén

    La imposición y el sometimientos es signo de que el amor ha muerto.
    Un papel no puede esclavizar, sobre todo a la mujer.
    Un profundo escrito. Un grito, un lamento.
    No dejes que nadie corte tu libertad. Un placer leerte

    • Mane Castro Videla

      Cuantos amores muertos nos habitan... merecen siempre el honor de la palabra, uno es todo aquello que lo habita. graciasss por tu palabra, Mágico día, Kavanarudén

      Bendiciones



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.