Emyzag

**~Mini - Cuentos VIII~**

  1. La Hamaca

 

Había una hamaca que se mecía de lado a lado. Un niño la vé y quiere mecerse en ella, pero, la hamaca era imaginaria, sólo él la podía ver. Entonces, le pregunta a un viejito que estaba cerca de él. -”¿Puedo mecerme en esa hamaca?”-, a lo que el viejito le respondió, -”ahí no hay hamaca, niño”-. El niño insistía, se fue a mecer en ella y se cayó.



Moraleja: “No todo lo imaginario es real”.



2)  La Bandera

 

Había una vez una casa con banderas izadas en el techo. Entonces, un niño le pregunta al dueño, -”¿por qué tanta bandera en su techo?”-, a lo que el dueño le contesta, -”por mi patria todo”-. Cuando al rato los niños toman las banderas para jugar. Y el dueño les dice a los niños, -”con las banderas no se juega”-. Y los niños responden, -”por jugar todo”-.



Moraleja: “No se debe tomar nada sin permiso”.


3) El Agua del Mar

 

Había una vez una casita en la orilla del mar. Y, entonces había un viejo sabio, que con un instrumento, le saca la sal al mar. El niño, le dice, -”¿por qué el agua del mar tiene sal?”-, y el viejo le responde,  -”que el mar es así, lo creó Dios”-, y el niño ayuda al viejo y se dá cuenta de que el viejo era ciego, lo que extraía del mar era la arena.



Moraleja: “No se vé lo que queremos hacer realmente”.    


4) El Sol

 

Había una vez una playa llamada “El Cocro”. En ella pernocta una pareja de adolescentes a broncearse con el magnífico sol de siempre. El sol estaba dispuesto a broncear de verdad la piel. Los jóvenes se broncean con el sol, y se dice que los jóvenes tomaron una desolación masiva en su piel.



Moraleja: “Con el sol no se juega, es fuego que quema”.

    

5) La Ventana en Cristal

 

Había una vez una casita en madera que tenía la ventana en cristal. Cuando de repente un joven llega a la casita en madera por encomienda de un proyecto. La casita se estremecía y caía la ventana de cristal al suelo. Por saber verdad, volvía el cristal otra vez a su lugar cuando llegaba el sol. Y todo como nuevo.



Moraleja: “No todo parece como es”. 

 


6) El Atardecer sin Lluvia

 

Había una tarde llena de calor. No había lluvia ni frío. El atardecer sin lluvia, se hacía inerte. Un joven leyendo un libro en el balcón. Notó que el tiempo era inmóvil como las hojas sin aire.

 

Moraleja: “Tarde es mañana para realizar tus cosas”.


7) La Moneda

Había una vez una moneda de dos lados iguales. Al piso fue a tener, porque el bolso de un viejo tenía un roto y se le escapó la moneda de dos lados iguales. El niño Humoto como se llama, la recogió del suelo. En la tele estaban buscando esa moneda y el niño la entrega como de él. Aparece el viejo con la otra moneda que eran unidas y le riposta al niño, el niño dice la verdad.

 

Moraleja: “No se toma lo que no es de usted”.


8) La Abeja de Miel

 

Había una vez una colmena de abejas. Una abeja novata, no sabía como extraer la miel de la flor, o sea el néctar de la flor para crear la miel en la colmena. Y decide salir de la colmena acompañada por otra y hacer lo mismo, pero, aunque así fue nunca aprendió.



Moraleja: “Lo que no esta para uno no esta para nadie”.



      







Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.