Alfonso Darío

¡Bendita Lágrima!

¡Bendita lágrima! ¿porqué empañas mis ojos?
¡si soy un hombre, no debo llorar!... ¡sonrojo!
¡quédate en tu lugar fíjate ella se fue!...
¿te asomas? ¿no ves su corazón con cerrojo?
¡déjame! ¿porqué llorar? ¡si se fue! ¡se fue!

Dime lágrima: ¿porqué insistes en brotar?
si yo la amo, aunque hoy sea solo una ilusión
torozón: ¿mi garganta quieres habitar?
¡me ahogas! ¿pretendes esta vida absortar?
¿o entre ustedes existe confabulación?

¡Llena mi copa brindemos por sus recuerdos!
¡no caigas dentro, llénala solo licor!
¡denme uno bien fuerte!, pongámonos de acuerdo...
¡a ver si tomando prueban este dolor!
¡y yo pueda soportar la pena que muerdo!

¡Basta! ¡No beses mis labios, son solo de ella!
tanto que la amaba, hoy solo tengo querella
¿que es dolor? ¡solo sabes rodar y rodar!
¿reíamos que hiciste? rodar y rodar¡
¡alienta hipócrita que lloraré por ella!

Comentarios1

  • mario mena mena

    Salmo sincero de amor desde los laberintos de una visión, un dolor y una vivencia.

    • Alfonso Darío

      De acuerdo mario mena mena. Gracias por comentar.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.